INOCUIDAD ALIMENTARIA

INOCUIDAD ALIMENTARIA

El desarrollo alcanzado por el sector agroalimentario en los últimos años es innegable.
Tanto fabricantes como elaboradores, manipuladores y consumidores de alimentos, tienen la responsabilidad de asegurarse que los alimentos sean inocuos y aptos para el consumo.
La responsabilidad del control de los ingresos microbiológicos recae sobre los individuos que intervienen en todas las fases de la cadena alimentaria, desde la explotación agrícola o ganadera hasta el consumidor final. Los peligros biológicos pueden presentarse en cualquier etapa de la cadena alimentaria como consecuencia de errores en los procedimientos de manipulación o de procesado.
El aumento de la preocupación de los consumidores por el estado de los alimentos y los reclamos de los clientes por comercializar productos seguros, ha generado que las empresas productoras de alimentos implementen un Sistema de Gestión de Inocuidad Alimentaria.
Su aplicación es una herramienta eficaz para lograr alimentos inocuos y es clave para la gestión empresarial. El Sistema de Gestión de Inocuidad de los Alimentos, no sólo puede mejorar la calidad del producto, la eficiencia de la producción, reducir los residuos y ahorrar dinero, sino que posicionará a la empresa productora en condiciones de competir a nivel internacional.